Etiqueta: Intervención

¿España no es Irlanda?

money printing 300x200 ¿España no es Irlanda?

Tras el rescate de Irlanda, los mercados financieros han puesto en tela de juicio la solvencia de España y Portugal anunciando que pueden ser los siguientes en caer. Nos ha parecido interesante realizar una comparación entre distintas magnitudes económicas para comparar la situación en Irlanda y España y ver a través de los datos cuál es la situación real.

Para ello incorporamos la siguiente tabla elaborada pro GurusBlog con datos publicados por Eurostat.

irlanda spain ¿España no es Irlanda?

Riqueza.

De los datos apreciamos que Irlanda es una economía pequeña en relación con España. Sin embargo, se trata de un país más rico, pues así lo atestigua su PIB per cápita en Paridad de Poder Adquisitivo. De otro lado, es significativo que el porcentaje de bajo nivel de educación en España llegue al 49%.

El tamaño de la economía es muy importante en el sentido de comparar las posibles crisis y sus consecuencias para el Euro. Esto es, el rescate de una economía pequeña, como son Irlanda o Grecia, es asumible para los países que forman la unión monetaria. Sin embargo, la economía española presenta un tamaño mucho mayor. De hecho, tras Alemania, Francia e Italia supone la economía más grande la Unión Monetaria, por lo que desde este punto de vista, el conjunto de países europeos no pueden tolerar una crisis de deuda soberana en España, ya que el euro se vería seriamente afectado y las consecuencias acabarían salpicando a las economías alemana y francesa.

Deuda.

Como se aprecia, España e Irlanda no tienen deudas semejantes en ningún caso. El porcentaje de deuda pública española con respecto a su PIB es el menor de la Unión Europea. Por el contrario, el irlandés supera el 64 %,  por encima del 60 % previsto en el pacto de estabilidad. Conviene decir por tanto, que en este sentido la situación española no es preocupante, por más que su déficit se sitúe en el 11 %, en tanto que se están realizando reformas que ayudarán a mitigar este déficit y provocarán que la deuda crezca en menor medida.

Sin embargo, el problema español viene por la vía del desempleo. El estado de bienestar español protege a los desempleados y con una tasa de paro por encima del 20 % se prevé que los recursos públicos destinados a la prestación y al subsidio (recientemente suprimido) van a ser mayores. A esto, hay que sumar el nivel de competitividad de la economía española que está por los suelos a pesar de la constante destrucción de empleo. Esta última variable es indicativa que la situación en la tasa de paro va a ser difícil de mejorar, puesto que en un contexto donde las empresas no tienen beneficios, no van a optar por la creación de puestos de trabajo cuando la mano de obra no es competitiva.

De esta manera, a la vista de la tabla se puede concluir que la situación de España e Irlanda no es comparable. Son economías de diferente tamaño y la exposición del sector financiero irlandés ha sido muy superior al español. De hecho, una de las causas de la deuda soberana irlandesa ha sido el rescate de sus entidades financieras. No obstante, la deuda española es la que más crece y si la tasa de paro no mejora, las sospechas acerca de la solvencia española pueden ir incrementándose. Sería conveniente, que ahora que el BCE va a comprar deuda de los estados miembro España acelerara sus reformas en aras de mejorar el empleo, ya que es esta la principal variable que castiga su deuda y la pone en tela de juicio. Por lo demás, el marco de deuda español no puede ser cuestionado y mejorando el déficit no existiría riesgo alguno sobre la solvencia española.

La escasa viabilidad de CCM tras su intervención

 La escasa viabilidad de CCM tras su intervenciónEl pasado martes el director general del grupo Xavier Alkorta repasaba la situación de la caja aseverando que “hay más de una caja interesada” en la fusión con CCM. Entre estas entidades estarían Ibercaja y Cajasol como principales interesadas.

Sin embargo, a pesar de las palabras del director general la situación del grupo es complicada por sus escasas posibilidades de viabilidad.

Actualmente, el banco suizo UBS está trabajando como asesor de la entidad para encontrar nuevas opciones de negocio de la caja castellano-manchega, un documento en el que se trazarán las alternativas de la caja y que estará listo en septiembre.

Por otra parte, el nuevo consejo de administración de la caja ha puesto en marcha el cierre de 42 oficinas. Según informa el diario Expansión, el banco de inversión ha planteado que se tome en consideración «una cesión global de activos y pasivos de la caja». Esta posibilidad abriría la vía para que un banco se hiciese con el negocio de la entidad, aunque tuviese que dejar de actuar bajo la marca caja de ahorros.

Sin embargo, la compleja regulación de las cajas de ahorro no ayuda al futuro de la caja, pues si se tratara de un banco, otro de mayor solvencia podría comprarlo y quedarse con sus activos de manera más fáctible; como hemos comprobado, en los casos de Lehman Brothers o Sovereing.

Hay que decir que la opción del cierre de oficinas no gusta a la patronal de cajas (CECA) que aboga por una subasta de activos en la que sólo pudieran intervenir dichas entidades. Esta opción no tiene el visto bueno ni de la Junta de Castilla la Mancha ni del PP regional.

Tampoco parece factible un proceso de liquidación ni la actividad independiente de la entidad. Hay que tener en cuenta que, n 2008, la entidad registró unas pérdidas de 740 millones de euros. Para elevar su ratio de solvencia (Tier 1) por encima de los mínimos regulatorios (en el 8%), el Fondo de Garantía de Depósitos tuvo que suscribir íntegramente una emisión de participaciones preferentes de la caja por valor de 1.300 millones de euros.

La situación como apreciamos no es nada optimista, y la solución más satisfactoria pasaría por una fusión con otra entidad, o su reconversión para que pudiera ser adquirida por uno de los grandes bancos. Sin embargo, como se observa los intereses políticos en juego dificultan la mejor de las decisiones en torno a la caja, pues el PSOE no tolerará que la situación se presente como una quiebra de una caja en un territorio donde ellos gobiernan, y por su parte el PP intentará sacar rédito político a toda costa de un problema en el que los trabajadores y los impositores se ven afectados.

De otro lado, lo que peligra principalmente son las inversiones en Castilla la Mancha pues la mayoría de los proyectos eran financiados por esta entidad.

En cualquier caso, como ya hemos reiterado desde este blog la regulación de las cajas de ahorro es deficiente y el papel de los partidos políticos aún más. Por tanto, el panorama es bastante oscuro y los principales afectados, nosotros, los castellano-manchegos.

La salud del sector financiero

jpmorgan1 La salud del sector financiero

Tras la intervención de Caja Castilla la Mancha por parte del Banco de España queda ahora la incógnita de cuál es la salud real de nuestro sistema financiero, y si sería factible que a dicha intervención le sucedieran otras.

Para analizar este tema, vamos a partir del gráfico que adjunto en este post. Se trata de un gráfico elaborado por JP Morgan donde se analiza la situación de las principales entidades españolas. En el eje horizontal aparece el ratio de morosidad, es decir, el coeficiente que va a medir la exposición a impagos de los Bancos y Cajas de Ahorro. Por su parte, el eje vertical aparece reflejado el ratio de capital Tier 1 (capital, reservas y participaciones preferentes). Para entender bien el gráfico hay que tener en cuenta que este eje se va a interpretar al revés, es decir, cuanto más arriba se encuentre significará que más expuesta se encontrará a tener problemas de solvencia porque tendrá menos fondos propios. También hay que tener en cuenta el radio de la circunferencia, este cuanto mayor sea demostrará que mayores son igualmente sus activos, como así queda expuesto en la leyenda.

Una vez que hemos dado las premisas para entender el gráfico pasamos a su análisis. Atendiendo a la explicación que hemos dado sobre el significado de los ejes cuanto más arriba y a la derecha esté una entidad, mayor será el riesgo de que incurra en problemas de solvencia.

Como se observa el caso de CCM era extremo, se trataba de una Caja de Ahorros con un coeficiente de morosidad muy elevado, a lo que se unía la escasez de activos totales, así como sus recursos propios lo que explica la reciente intervención del Banco Central.

Leer más.

pixel La salud del sector financiero

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén