Etiqueta: 2010

¿España no es Irlanda?

money printing 300x200 ¿España no es Irlanda?

Tras el rescate de Irlanda, los mercados financieros han puesto en tela de juicio la solvencia de España y Portugal anunciando que pueden ser los siguientes en caer. Nos ha parecido interesante realizar una comparación entre distintas magnitudes económicas para comparar la situación en Irlanda y España y ver a través de los datos cuál es la situación real.

Para ello incorporamos la siguiente tabla elaborada pro GurusBlog con datos publicados por Eurostat.

irlanda spain ¿España no es Irlanda?

Riqueza.

De los datos apreciamos que Irlanda es una economía pequeña en relación con España. Sin embargo, se trata de un país más rico, pues así lo atestigua su PIB per cápita en Paridad de Poder Adquisitivo. De otro lado, es significativo que el porcentaje de bajo nivel de educación en España llegue al 49%.

El tamaño de la economía es muy importante en el sentido de comparar las posibles crisis y sus consecuencias para el Euro. Esto es, el rescate de una economía pequeña, como son Irlanda o Grecia, es asumible para los países que forman la unión monetaria. Sin embargo, la economía española presenta un tamaño mucho mayor. De hecho, tras Alemania, Francia e Italia supone la economía más grande la Unión Monetaria, por lo que desde este punto de vista, el conjunto de países europeos no pueden tolerar una crisis de deuda soberana en España, ya que el euro se vería seriamente afectado y las consecuencias acabarían salpicando a las economías alemana y francesa.

Deuda.

Como se aprecia, España e Irlanda no tienen deudas semejantes en ningún caso. El porcentaje de deuda pública española con respecto a su PIB es el menor de la Unión Europea. Por el contrario, el irlandés supera el 64 %,  por encima del 60 % previsto en el pacto de estabilidad. Conviene decir por tanto, que en este sentido la situación española no es preocupante, por más que su déficit se sitúe en el 11 %, en tanto que se están realizando reformas que ayudarán a mitigar este déficit y provocarán que la deuda crezca en menor medida.

Sin embargo, el problema español viene por la vía del desempleo. El estado de bienestar español protege a los desempleados y con una tasa de paro por encima del 20 % se prevé que los recursos públicos destinados a la prestación y al subsidio (recientemente suprimido) van a ser mayores. A esto, hay que sumar el nivel de competitividad de la economía española que está por los suelos a pesar de la constante destrucción de empleo. Esta última variable es indicativa que la situación en la tasa de paro va a ser difícil de mejorar, puesto que en un contexto donde las empresas no tienen beneficios, no van a optar por la creación de puestos de trabajo cuando la mano de obra no es competitiva.

De esta manera, a la vista de la tabla se puede concluir que la situación de España e Irlanda no es comparable. Son economías de diferente tamaño y la exposición del sector financiero irlandés ha sido muy superior al español. De hecho, una de las causas de la deuda soberana irlandesa ha sido el rescate de sus entidades financieras. No obstante, la deuda española es la que más crece y si la tasa de paro no mejora, las sospechas acerca de la solvencia española pueden ir incrementándose. Sería conveniente, que ahora que el BCE va a comprar deuda de los estados miembro España acelerara sus reformas en aras de mejorar el empleo, ya que es esta la principal variable que castiga su deuda y la pone en tela de juicio. Por lo demás, el marco de deuda español no puede ser cuestionado y mejorando el déficit no existiría riesgo alguno sobre la solvencia española.

España, el 15º país europeo en comercio electrónico

Superan a España otros países como Islandia (32%); Irlanda (30%), Austria (28%); Francia (28%); Malta (16%) y Bélgica (14%).

 España, el 15º país europeo en comercio electrónico

Recientemente, la Fundación Telefónica publicó un estudio sobre el comercio electrónico que refleja que, mientras países como el Reino Unido y Dinamarca el porcentaje de usuarios que realizaron compras por Internet en los últimos tres meses rondaron el 50%, en España este porcentaje se reduce hasta el 13 por ciento. Por delante de nuestro país se encuentran Noruega (46%); Holanda (43%); Alemania (42%); Suecia (38%); Luxemburgo (36%) y Finlandia (33%).

También superan a España otros países como Islandia (32%); Irlanda (30%), Austria (28%); Francia (28%); Malta (16%) y Bélgica (14%).

En cuanto a la distribución del volumen de negocio del comercio electrónico desde el exterior con España por áreas geográficas, los países europeos acaparan el 88,2%, seguido de Estados Unidos con el 6,6%, América Latina (3%), países del Oriente Medio y África (2,7%) y los países del pacífico asiático (1,6%).

Casi la mitad de las compras online se producen en sitios web extranjeros lo que lleva a un saldo neto con el exterior en una cifra negativa de 441,5 millones de euros.

Sobre la distribución del volumen de negocio del comercio electrónico internacional desde España con el exterior, el sector de los juegos de azar acapara un 11%, seguido del transporte aéreo (10,5%), servicios legales, contabilidad y gestión (8,4%); el marketing directo (6,7%); agencias de viajes y operadores turísticos (5,8%), ordenadores y programas informáticos (4,9%), hoteles, apartamentos y camping (2,6%); publicidad (2,4%), teléfonos públicos y tarjetas telefónicas (2,1%).

Los mayores los que más compran

El gasto medio depende de la edad del comprador, registrándose un mayor gasto entre los usuarios de mayor edad (excepto los mayores de 65 años). En cuanto al género, las mujeres durante este año superan a los hombres en cuantía de compras.

Así, por edades el mayor gasto se registra en la horquilla de edad que oscila entre los 50 y los 64 años con una media de 843 euros, seguido de los de entre 35 y 49 años que se gastan de media 689,7 euros. Los internautas entre 25 y 34 años se vienen gastando del orden de 496,7 euros y de 15 a 24 años unos 376,5. El gasto en los de más de 65 años ronda los 354 euros.

Por sexos, las mujeres gastan unos 603 euros, una cifra ligeramente inferior a los 573 de media de los varones.

Apreciamos por tanto, que España como en otras tantas cosas ocupa el furgón de cola en el comercio electrónico. En épocas de crisis, donde la innovación y el ingenio se exigen más que nunca habría que recordarle a las empresas españolas esta modalidad, la cual puede ser fuente de ingresos importantes, ya que permite el acceso a nuevos mercados de manera más fácil y sencilla. De igual modo, los consumidores deberían dejar a un lado sus prejuicios que los llevan a desconfiar de esta modalidad de comercio, mientras que cuando acuden a un restaurante no ponen reparos a que el camarero se lleve su tarjeta de crédito para cargarles Dios sabe que cosas.

Sirva como reflexión esta noticia, para empezar este nuevo año 2010 donde si realmente queremos salir de la crisis quizá haya que ponerse las pilas por una vez.

Feliz 2010 a todos,

Vía Cadenaser.com


pixel España, el 15º país europeo en comercio electrónico

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén