Mes: junio 2011

Si el Euro fracasa, Alemania será responsable

angela merkel 300x200 Si el Euro fracasa, Alemania será responsable

Así titula en su editorial el semanario Der Spiegel sobre la posibilidad de que la crisis griega provoque el fracaso de la moneda única.

En la actualidad, estamos viviendo un tiempo en el que en ciertos países europeos están triunfando partidos de extrema derecha. Estos son los casos de Finlandia y Holanda, donde los partidos que sostienen al gobierno se oponen a posiciones europeístas, y por supuesto a medidas de ayuda al país heleno. Por su parte, en Alemania la canciller Merkel lleva tiempo realizando una política de bandazos que nada beneficia al club europeo. Filtraciones a la prensa, o lanzar dudas sobre la solvencia de algún país periférico europeo no ayudan en nada al sostenimiento de la Unión Europea. Parece en cierto modo, como así denuncia la publicación alemana, que el gobierno Merkel se está centrando en una política de supuesto interés nacional.

Sin embargo, Der Spiegel concreta que Alemania está olvidando que en los tiempos que corren sea posible plantearse un escenario sin la moneda única. Vista la actuación del ejecutivo germano, parece que nos encontráramos en los años 90 inmersos en un periodo de debate acerca de la conveniencia de la moneda única. De esta manera, Merkel se olvida de que ese periodo ya pasó, y que las consecuencias de una caída del euro serían muy perjudiciales para el conjunto de la Unión Europea, y especialmente para Alemania.

La publicación alemana, sostiene que se está perdiendo una oportunidad de abanderar la recuperación manteniendo la hegemonía en Europa. Se pone como ejemplo la actuación de Estados Unidos tras la II Guerra Mundial, donde se estableció el Plan Marshall que ayudó a los países europeos en la reconstrucción tras la contienda.

En este sentido, siendo un país con unas finanzas saneadas y con una productividad envidiable, no se está actuando a la altura de lo que se esperaría de un Estado de gran tradición europeísta. No se puede sembrar dudas sobre tus socios, realizar declaraciones que ponen en tela de juicio la solvencia de países miembro de la UE, y luego querer liderar Europa. Esta actitud desleal está provocando que en Grecia se denomine a la actuación del ejecutivo alemán como Euro-Nazi.

El semanario concluye, que aún estamos a tiempo de que Europa corrija su política y se centre en salir de la crisis que afecta a su moneda. Es absolutamente necesario que se concrete una política de consenso que muestre una moneda fuerte, puesto que si el euro falla no solo se producirán efectos monetarios. Quiere decirse, que la economía europea, y en mayor lugar la alemana vería afectada mucho su credibilidad si finalmente el euro fracasa. Alemania es responsable, en tanto que lidera la Unión. Además en el caso del supuesto fracaso será la principal perjudicada.

¿Dónde está el error? ¿Política fiscal o política monetaria?

europa ¿Dónde está el error? ¿Política fiscal o política monetaria?

Llevamos unas semanas inmersos en el debate sobre cuál debe ser la metodología utilizada en el segundo rescate a Grecia. Una vez concluido que el país heleno no podrá hacer frente a sus obligaciones venideras, sus socios europeos se plantean distintas soluciones. Todas ellas siguen el esquema de las restricciones fiscales, es decir los tan conocidos como recortes en el gasto y subidas de impuestos. Sin embargo, a raíz de este tema me he planteado donde reside el error que ha provocado la Crisis de la Deuda Soberana. Esto es, ¿Qué se ha hecho mal? ¿La política fiscal, o la política monetaria?

Normalmente, un Estado puede influir en la economía de dos formas. Por un lado, puede subir o bajar los impuestos. De igual modo, puede gastar más o menos según sus planes. Estas situaciones son lo que se conoce como política fiscal y las que pueden dar lugar al superávit y por tanto ahorro. De otro lado, si existieran desequilibrios darían lugar  a déficit y deuda. Esta última situación nos suena bastante. Si cogemos la prensa las noticias se centran en el techo de gasto, los métodos para reducir el déficit o el incremento de la deuda de los distintos países.

Por otro lado, los Estados pueden influir en la economía a través de la política monetaria. Se puede aumentar el precio del dinero o bajarlo y esto influye en aspectos como el endeudamiento o la inversión de todos los agentes (públicos y privados). La política monetaria es competencia de los Bancos Centrales, que son más o menos independientes según en el lugar del mundo donde nos situemos. Si cogemos Europa, nos daremos cuenta que la política monetaria reside en el Banco Central Europeo, por lo que los distintos Estados tienen poco o nada que decir al respecto. Este ente tiene como objetivo central la estabilidad de los precios, pero ¿Qué sucede con el empleo?

Una vez explicados estos dos conceptos, tenemos que preguntarnos si fueron las políticas fiscales, o las políticas monetarias las que causaron la crisis. Para responder a esta cuestión, haremos referencia a la situación del balance fiscal previo a la crisis en un país como España. Antes de las elecciones de 2008, España tenía un superávit del 4 %, si han leído bien SUPERAVIT, y una deuda pública en torno al 34 %. Sin embargo, con el estallido de la crisis subprime y su contagio global pasamos a tasas de desempleo del 20 % y un déficit deuda pública muy superiores, 11 y 60 % respectivamente.

De esta manera, si atendemos a los datos la política fiscal no fue causante de la crisis. ¿Dónde estuvo el problema?  En la política monetaria. Los bancos centrales se centraron exclusivamente en la estabilidad de los precios y provocaron que en ciertos momentos resultara demasiado barato pedir prestado. Las consecuencias de tal abaratamiento del crédito las conocemos todos, y es ahí donde reside el error.

Por tanto, aun siendo comprensible que se lleven a cabo medidas de austeridad, debido a la magnitud del déficit,  la austeridad de los gobiernos no ayuda a salir de una situación que presenta una gran debilidad en el consumo interno, en la inversión y en las exportaciones. Quiere decirse, que meter la tijera sin control únicamente va a agravar el problema. Volviendo al inicio del artículo, cuando hablábamos de Grecia deberíamos preguntarnos ¿Cómo va a pagar Grecia sus deudas sin crecimiento económico? Si los socios europeos siguen ahogando la economía griega, el problema será aun mayor.

La política económica en Alcázar tras el 22-M

deuda La política económica en Alcázar tras el 22 M

El 22-M dejó un cambio político en la mayoría de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas que pasaron a ser gobernadas por el Partido Popular. Entre las ciudades donde ha habido cambio de corporación municipal está Alcázar de San Juan por lo que me ha parecido interesante realizar un pequeño análisis de los efectos económicos de las medidas que el nuevo regidor pretende implantar en nuestra ciudad.

En primer lugar, hay que hacer referencia a la prioridad económica para el nuevo alcalde Diego Ortega. Esta no es otra, que la “bajada de impuestos, y la creación de empleo”. A priori, parece un enunciado muy general, y de las entrevistas que he podido recabar no he conseguido encontrar demasiados datos sobre cómo pretende llevar a cabo este ambicioso objetivo.

Sin embargo, el pasado lunes en declaraciones a SER Alcázar realizó una afirmación que creo debe ser analizada. El Alcalde de Alcázar afirmaba que es posible bajar los impuestos, aumentar la recaudación, y asimismo mejorar los datos de desempleo. Ponía como ejemplo la política llevaba a cabo por el Gobierno Aznar en 1996 para justificar su afirmación. En este sentido, hay que decir que Ortega se ha aprendido muy bien el manual. Efectivamente, en ciertos ámbitos una bajada de impuestos puede provocar que la recaudación aumente, ya que una excesiva carga impositiva puede provocar el crecimiento de la economía sumergida. Un ejemplo de esta situación, lo podemos encontrar en las cotizaciones sociales. Las empresas tienen que hacer frente a grandes cargas económicas, por lo que prefieren no declarar la contratación de ciertos trabajadores, y estos aceptan a cambio de recibir un salario algo superior.

No obstante, llevar este razonamiento al ámbito local es un poco precipitado. Me explico, el sistema impositivo local es muy limitado y prácticamente se centra en el Impuesto de Bienes Inmuebles. Es cierto que existen otros impuestos locales, pero de escasa relevancia por lo que nos centraremos en este. Volviendo al razonamiento que nos ocupa, tenemos que decir que la labor censal del catastro ha resultado muy eficaz, de modo que es muy difícil conseguir el afloramiento de inmuebles ocultos rebajando el impuesto.

Por otra parte, hay que mostrar desacuerdo en la afirmación que la bajada de impuestos de 1996 trajo consigo la creación de empleo. En este punto, Ortega se equivoca puesto que lo que provocó el descenso de la tasa de desempleo fue la burbuja inmobiliaria.

Llegados a este punto, continuemos analizando la bajada de impuestos. En declaraciones al diario Lanza, Ortega se postulaba por la bajada de impuestos a los empresarios. Un objetivo muy loable que nos lleva a pensar que el alcalde podría estar refiriéndose al Impuesto de Actividades Económicas. Sin embargo, este impuesto tiene especificada una importante exención por lo que la recaudación es prácticamente nula. Podría resultar que el regidor alcazareño se refiriera al Impuesto de Bienes Inmuebles que soporten los empresarios. Sin embargo, una bajada de dicho tributo tampoco es significativa para las empresas , ya que principalmente la carga impositiva de los empresarios la representa el Impuesto de Sociedades sobre el que el Ente Local tiene poco que decir. Donde habría repercusión es en la recaudación del Ayuntamiento que se vería resentida. De esta manera, quizá hubiera que reducir servicios para sostener el equilibrio presupuestario

Hablemos ahora de la medida “estrella” en materia turística. Ortega declaró en SER Alcázar que una de las medidas para incentivar el turismo y con ello la economía local, será la declaración de Miguel de Cervantes como hijo predilecto de la ciudad. Esta cuestión, que es interesante desde un punto de vista reivindicativo de la vinculación cervantina y nuestra ciudad, tiene una repercusión económica muy limitada. Quiero decir, las ciudades son visitadas por los servicios que ofrecen, no por quien sea hijo predilecto de las mismas.

En otro orden de asuntos, me gustaría hacer referencia al apartado de las inversiones. De las entrevistas realizadas no se ha conocido nada sobre si el equipo de gobierno se centrará en la tramitación del proyecto de plataforma de mercancías ferroviarias a Alcázar de San Juan. Este puede ser un buen impulso económico para la ciudad, que traería consigo la creación de puestos de trabajo, tanto directos como indirectos. De esta manera, sería interesante que la Corporación centrase sus esfuerzos en conseguir que el Ministerio de Fomento acabe de formalizar un plan con fechas de ejecución concretas.

Por último, hay que hacer referencia a la intención del establecimiento de un centro universitario en Alcázar. Esta cuestión, presenta un inconveniente, y es que uno de los problemas que ha evidenciado la UCLM ha sido la diversificación en numerosos campus. Por tanto, no parece lo más adecuado que en Alcázar se instale uno más. Otra posibilidad, sería aprovechar el Hospital General para la instalación de un centro de investigación. Esa es una posibilidad más factible, y desde luego preferible que situaría a nuestra ciudad en una posición de excelencia en el ámbito investigador.

Para acabar, quiero indicar que me habría encantado tener más datos concretos sobre las medidas que tienen intención de desarrollar el nuevo equipo de gobierno. De esta manera, hubiera podido aportar en estas páginas una pequeña reflexión sobre los efectos que a mi juicio podrían tener las mismas.

pixel La política económica en Alcázar tras el 22 M

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén