Mes: marzo 2011

España recupera la confianza de los mercados

deuda España recupera la confianza de los mercados

Se trata de una noticia que está pasando desapercibida debido a que la actualidad se centra en el conflicto de Libia y la crisis nuclear de Japón. Sin embargo, la deuda española lleva varios días viviendo bajo lo que podría interpretarse como una inyección de confianza de los mercados. La última emisión del Tesoro español logró colocar 1209 millones a tres meses con un tipo de interés del 0,929%.

Esta situación no se vivía desde antes de la intervención de Irlanda, y deja entrever que los inversores ya no consideran que la economía española vaya a incumplir sus objetivos de ajuste y esté al borde de un colapso, como Grecia o Irlanda. Precisamente, los malos augurios se sitúan ahora en torno a Portugal, cuyo gobierno vive una situación comprometida al rechazar el parlamento el último plan de ajuste impuesto por Bruselas.

El motivo por el que se ha logrado que los mercados dejen de desconfiar de España  ha sido la insistencia en los compromisos con los recortes del gasto, las pruebas de transparencia de las entidades financieras o las reformas económicas (laboral y pensiones). Del mismo modo, el gobierno lleva un tiempo sin improvisar en el terreno económico y parece decidido a desarrollar todas las reformas estructurales  aunque ello suponga el suicidio electoral.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que la inestabilidad en el norte de África, unida a la incertidumbre que rodea el proceso de reconstrucción de Japón tras el terremoto han alejado los focos mediáticos de la deuda soberana de nuestro país. Estos dos hechos han provocado que la deuda española gane confianza respecto a los mercados internacionales.

Estas circunstancias, evidencian que el informe presentado por Moody`s fue precipitado, en tanto recortó la calificación a España. Sin embargo, a pesar de esa desconfianza de la agencia estadounidense, el mercado confía más en nuestro país y paga un precio menor por sus bonos.

Por último, no deberíamos olvidar que la credibilidad financiera se gana día a día. En este sentido, es importante que en los meses venideros se apruebe la reforma financiera y se siga comprometido con las medidas reductoras del déficit.

La credibilidad de las agencias de rating

credit score 300x200 La credibilidad de las agencias de rating

Esta semana la agencia de calificación Moody`s ha rebajado el rating a la deuda española. Esta medida, que traerá consigo un encarecimiento del crédito para nuestro país, hace que nos preguntemos por la credibilidad de este tipo de entidades supuestamente independientes.

Las agencias de rating cumplen un papel fundamental en el proceso de intermediación del crédito y de desarrollo de los mercados de capitales. Su actividad se centra en dar seguridad a los inversores mediante el análisis de la capacidad de los deudores de cumplir con sus obligaciones. Todo ello, se realiza a través de la publicación de informes sobre el riesgo de invertir en empresas y Estados soberanos.

En la elaboración de sus informes se centran en distintos tipos de análisis. Se estudia el riesgo del sector, la cuota de mercado y las perspectivas de futuro entre otros aspectos. También se tiene en cuenta los estados financieros que ayudan a dar al inversor una perspectiva general de la situación de la empresa o Estado en el que esté interesado invertir.

Estos análisis terminan con la obtención de una calificación crediticia, que aunque varía según la agencia, puede resumirse de la siguiente manera: AAA sería la nota más alta, y así hasta la letra C o D que significaría que la deuda se encuentra en situación de morosidad.

Hasta aquí todo perfecto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las calificaciones no significan una recomendación para comprar o vender un título, aunque teóricamente supone una opinión independiente del riesgo de una determinada entidad. El principal problema aparece con la escasa responsabilidad que tienen las agencias a la hora de emitir sus informes. Se puede dar la circunstancia de que un banco que hasta pocos días antes tuviera un rating sobresaliente acabe por no responder ante sus deudores.

Esta situación no es extraña y se evidenció en la caída del banco de inversión Lehman Brothers. Esta entidad desde el mes de abril empezó a tener una prima de riesgo muy elevada en torno a los 400-600 puntos básicos. Esa circunstancia provocaba que el mercado no se fiara de la solvencia del banco estadounidense y le resultara más complicado obtener financiación. Sin embargo, las agencias de calificación no rebajaron el rating y el banco acabó quebrando en septiembre.

Este hecho evidencia que la credibilidad de estas entidades se esté poniendo en tela de juicio. No hay que olvidar, que las agencias de rating no dejan de ser empresas que tratan de obtener los máximos beneficios y que responden a los intereses de sus accionistas. De esta manera, los informes que presentan tienen que ser tratados con mucha cautela.

Por todo ello, en el marco de las reuniones del G-20 se deberían poner las bases para la creación de agencias calificadoras independientes, que dependan de los órganos de gobernanza económica mundial: Fondo Monetario Internacional y  Banco Mundial.

Libia y el precio del petroleo

Petroleo Sangriento Libia y el precio del petroleo

Hasta ahora las revueltas de Oriente Medio no habían tenido repercusión económica para Occidente, en tanto Túnez y Egipto no eran países productores de petróleo. Sin embargo, con el inicio de la crisis libia, el contexto ha cambiado. Libia tiene la octava mayor reserva mundial de petróleo: son 47.000 millones de barriles. Según la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos, la CIA, el país africano produce 1,79 millones de barriles por día, la 18ª mayor producción mundial.

Esta tesitura ha provocado que el barril de Brent haya aumentado su precio hasta los 116,82 dólares (cotización a 2 de marzo de 2011). Es por ello, por lo que nos preguntamos por las consecuencias que dicho aumento del crudo va a suponer para la economía.

En primer lugar, hay que decir que este aumento de precio se verá reflejado en la tasa de inflación que agudizará su ascenso. Hay que tener en cuenta, que en España, el último dato publicado se quedó en el 3.3 % por el 2.2 % de la media europea. Si estos datos persisten, es probable que el Banco Central Europeo cambie su política monetaria (hasta ahora con tipos muy bajos) y decida subir el precio del dinero. La consecuencia inmediata será que la tasa de inversión se resienta, en tanto tipos de interés y niveles de inversión tienen una relación negativa.

Todo ello, se puede traducir en un lastre para la leve recuperación económica que está experimentando nuestro país, y por tanto, la tasa de desempleo vería agravado su ascenso ante el debilitamiento del crecimiento económico.

La segunda de las consecuencias es el posible desabastecimiento. Nuestro país adquiere de Libia el 13 % de sus importaciones de crudo, y si recuperamos los datos que expusimos al inicio dicho estado ponía en el mercado cada día 1,79 millones de barriles. Con las revueltas, existe un cierto riesgo de desabastecimiento que sin embargo puede ser solventado con el aumento de la producción de barriles por parte de otros países. En este caso, la mejor posicionada para responder a este descenso de la oferta de petróleo es Arabia Saudí. Parece por tanto, que no existe riesgo cierto de desabastecimiento, pero conviene precisar que si las protestas se extienden a Arabia Saudí, el problema podría tener graves consecuencias pues no existe productor alguno capaz de sustituir a este país.

De esta manera,  se puede decir que el principal problema que supondrá la crisis libia es el aumento de la inflación. En países como España con una tasa  algo elevada dicho incremento tiene una relevancia algo mayor. Además, este aumento de los precios puede conllevar subidas de los tipos de interés (como ya está dejando entrever el Banco Central Europeo), y esta medida traerá consigo consecuencias negativas para la ya maltrecha tasa de paro en España.

pixel Libia y el precio del petroleo

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén